10 dic. 2013

Un color de.............. pelicula




Terciopelo azul (1986)

Una mañana, Jeffrey Beaumont (Kyle MacLachlan), después de visitar a su padre en el hospital, encuentra entre unos arbustos una oreja humana. La guarda en una bolsa de papel y la lleva a la comisaría de policía, donde le atiende el detective Williams (George Dickerson), que es vecino suyo. Comienza así una misteriosa intriga que desvelará extraños sucesos acontecidos en una pequeña localidad de Carolina del Norte. 

David Lynch nos muestra dos caras de la realidad que conviven en el mismo tiempo y lugar. La América sonriente, luminosa, impía y bella que, sin saberlo, convive con la depravación, la locura y la oscuridad de todo aquello que ocurre cuando se encienden las velas. Todo esto queda reflejado a través un hilo argumental clásico que a diferencia de otras historias de este magnífico director, permite seguir la película casi a cada momento, resaltando con ello las enormes diferencias entre los mundos que se entrecruzan en la película.

El mundo idílico de la América de la clase media se enfrenta así a la perversidad del director y  d
a como resultado una película llena de matices, tantos como los reflejos de los pliegues del terciopelo azul.




El color purpura (1985)

Principios del siglo XX. Narra la historia de Celie, una adolescente negra de catorce años que está embarazada de su propio padre, un hombre despótico y cruel. A partir de entonces su vida estará llena de dolor y humillaciones. 

Buen melodrama sobre el racismo de una sociedad hipócrita y represiva y sobre una familia deshilachada por las circunstancias y la brutalidad de algunos de sus miembros. Spielberg comete el error que cometerá casi siempre en sus obras "serias": demasiado sensibleras a veces, muy maniqueas otras, y en el fondo, siempre políticamente demasiado correctas.




AzulOscuroCasiNegro(2006)

AzulOscuroCasiNegro es un estado de ánimo, un futuro incierto, un color que, según el prisma con que se mire, cambia. Jorge ha heredado el trabajo de su padre después de que éste sufriera un infarto cerebral. Sin embargo, lucha contra un destino que parece inevitable. En los últimos años se ha esforzado por hacer su trabajo, cuidar de su padre y estudiar una carrera. Ahora su empeño es encontrar otro trabajo. A través de su hermano Antonio, conoce a Paula, con quien entablará una extraña relación que impulsará a Jorge a dejar de sentirse responsable de todo y a tener en cuenta sus propios deseos, obviando lo que los demás esperan de él. Entonces todo podría ser diferente… o no. 

Un soplo de aire fresco le recorre a uno al ver esta película. Un drama explorado de una forma diferente. Un protagonista acuciado por una vida que no ha elegido y que se esfuerza en vano por cambiar parece algo ya muy visto, sin embargo el ambiente esperanzador y la ternura que se entrelazan a lo largo de toda la película hacen que esperemos sin saber porqué que todo cambie aun a sabiendas de que no ocurrirá. Así, poco a poco nos vamos dando cuenta de que todo puede cambiar, no necesariamente hacia mejor, cuando menos te lo esperas..........





Tomates verdes fritos (1991)

Evelyn (Kathy Bates), una mujer madura que vive frustrada por su gordura y por la insensibilidad y simpleza de su marido, conoce casualmente en un asilo a Ninny (Jessica Tandy), una anciana que le va contando poco a poco una dramática historia ocurrida en un pequeño pueblo de Alabama. El relato se hace cada vez más fascinante: gira en torno a la gran amistad entre dos mujeres (Mary Stuart Masterson y Mary-Louise Parker) y al misterioso asesinato del marido de una de ellas. 

Lo especial  de esta película es lo que no se cuenta de manera explícita pero se percibe, lo que se deja entrever. Esa ambigüedad que subyace gracias al guión y a las soberbias interpretaciones del cuarteto protagonista. Ahí radica su fuerza y esa capacidad de llegar al público, de hacerle pensar sin complicarlo demasiado y de emocionar. Entretenida, entrañable y muy humana. Ni que decir la fotografía de Geoffrey Simpson y la banda sonora de Thomas Newman, espléndidas, y que no hacen sino conjugar el valor del filme y transmitirlo.




Rojos (1981)

El periodista John Reed es el único americano enterrado en el Kremlin. Mientras vivió fue un activista que luchó por defender sus ideales en la tumultuosa América de 1915. Se enamoró de Louise Bryant, una inquieta mujer que luchaba por su emancipación y por triunfar como escritora. Tras dejar a su marido, Louise se fue a vivir con Reed y se integró en un grupo de intelectuales activistas de izquierdas. Sin embargo, la frenética actividad de Reed en contra de la intervención de los Estados Unidos en la Primera Guerra Mundial, provocó las primeras desavenencias de la pareja... 

La película es muy larga dura más de tres horas, con lo que ello conlleva, así que podríamos dividirla como en tres partes: 
1ª hora: aburrida. Tema central: la pareja protagonista y sus relaciones. Demasiado lenta.
2ª hora: muy interesante. Viaje a la Rusia revolucionaria. La mejor parte del film.
3ª hora: interesante a secas. Tras la segunda hora, la película ya te ha enganchado por lo que la sigues con atención hasta el final.

Los 10 minutillos de Nicholson, soberbios.


No hay comentarios :

Publicar un comentario