25 jun. 2013

seguimos con caperucita...







Originalmente “Caperucita roja” era una historia sangrienta y de terror para que los adolescentes no se dejaran convencer por “cualquier lobo”.
En esta historia con orígenes folclóricos, el lobo incluso invita a caperucita a comer la carne de la abuela y beber su sangre.

Tras el siglo XVIII el cuento popular va sufriendo continuas adaptaciones tendentes a su moralización .Así en la versión de Perrault de 1697, incluida en su compilación “Historias y cuentos de antaño”, se introducen en el texto original variantes para dulcificarlo, añadiendo asi mismo la moraleja, siempre presente en este tipo de cuentos, “Caperucita engañada por un lobo (osea un extraño), muere devorada por el por no seguir los consejos de su madre.

Años mas tarde, los hermanos Grimm en su versión de 1812, dan otra vuelta de tuerca a la historia original, introducen al leñador, en su papel de héroe que salva a Caperucita del lobo y la rescata de su tripa, dando asi un final feliz al cuento.

A pesar de todo esto,Caperucita sigue siendo un relato abierto a todo tipo de interpretaciones.
Para mi hay dos versiones postmodernas especialmente hermosas y muy significativas., en las que el antiguo cuento parece alcanzar lo que nos queria transmitir desde un primer momento.

La primera es la película de 1984 “En compañía de lobos” en la que nuestra Caperucita, termina en brazos de su amante lobo, dormida y feliz.

La segunda se trata de un libro de la escritora Carmen Martin Gaite “Caperucita en Manhattan”, en este relato se incita a los niños a arriesgarse y a entrar en el bosque, y donde Mr Wolf, termina bailando con la abuela bohemia, desordenada y fumadora.


Como os dijimos Caperucita tiene muchos secretos, que os iremos desvelando.

No hay comentarios :

Publicar un comentario